VIDEOTECA | La desligadura. Cómo se rompieron las costuras de la edad contemporánea. Con Jorge Freire

Destacado Portada, Live

Vivimos tiempos de ruptura. Arrumbado el expansionismo liberal, periclita el imperio americano y se expande el autoritarismo asiático. El viejo capitalismo, basado en el ahorro y la racionalidad instrumental, da lugar a un capitalismo anímico en que el consumidor decisionista, sin culpa ni raíces, se deja llevar por la corriente. Innovación, expresión y adaptación sin los valores mercuriales de un mundo que se desdibuja. A falta de mediaciones, los paisajes mediáticos se convierten en conformadores de identidad, dando lugar a la gran homologación: nunca el mundo se había creído tan diverso y nunca había sido tan uniforme.

El paradójico auge de la comunicación, qué deriva de communis (compartir), da lugar a una multitud de aislamientos conectados; la hiperconexión avanza a medida que la comunidad desaparece. Una tras otra, se rompen las últimas costuras de la Edad Contemporánea. Lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Tal es el momento en que, según la consabida máxima de Gramsci, surgen los monstruos.