John Banville, Tatiana Tibuleac y Fernando Savater, primeros confirmados para ‘Málaga 451: La noche los libros’ el 24 de septiembre en La Térmica

Destacado Portada, Notas de prensa

El festival literario de la Diputación de Málaga contará con música en directo en el escenario Cervezas Alhambras con los directos de Tulsa, Soleá Morente, Colectivo Da Silva y Buenatarde, en beneficio de Librería Proteo

Las entradas para los conciertos ya están a la venta en mientrada.net

El centro de cultura contemporánea  de la Diputación de Málaga, La Térmica, celebrará su festival literario ‘Málaga 451: La Noche de los Libros’ el próximo 24 de septiembre bajo la actual normativa sanitaria y aforo limitado.

El festival, reúne en esta, su sexta convocatoria, a los primeros confirmados: el irlandés John Banville, candidato al Nobel y ganador del Premio Booker; la moldava Taniana Tibuleac, Premio de la Unión Europea de Literatura; y al filósofo y escritor Fernando Savater,  referente imprescindible sobre la reflexión de la ética y crítica cultural española.

Málaga 451 reincide en la música en directo reclutando para el escenario Cervezas Alhambra a algunos de los escritores de canciones más atrevidos de la escena actual. La compositora Miren Iza, más conocida como Tulsa, la voz inconfundible y el talento de fusión de Soleá Morente, la nostalgia juvenil de Colectivo Da Silva, y el inconformismo del cantante y músico malagueño Mané López, alias Buenatarde. El escenario Cervezas Alhambra contará con aforo limitado y el importe de las entradas, que se pueden adquirir en mientrada.net, irá destinado como apoyo a la librería Proteo tras el incendio de su local el pasado mes de mayo.

Este evento anual, además de celebrar encuentros entre autores, desarrolla su actividad en diversos espacios, y concentra una programación que gira en torno al mundo del libro en cada una de ellas. Editoriales y libreros colaboradores habilitan cada año un punto de venta especializado en distintos géneros literarios con ánimo de apoyar al sector y difundir el hábito de lectura.

Málaga 451, tiene a Cervezas Alhambra como patrocinador principal, con quien viene trabajando en distintas acciones desde el año 2017 promoviendo contenidos culturales y experiencias musicales en el centro. Asimismo el festival cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga y de las librerías Proteo, Luces, El Corte Inglés, Agapea, Casa del Libro, Fnac, Cómic Stores, Isla Negra y Rayuela.

 

John Banville

Nacido en Wexford, Irlanda, en 1945, John Banville, inició su andadura literaria hace ya más de cuatro décadas, compaginando su tarea como editor periodístico en publicaciones como The Irish Times con el desarrollo de un nudo de ficción que no tardaría en suscitar el interés de los lectores y del camarín –a menudo terriblemente exigente- de la prensa especializada europea. Premio Príncipe de Asturias en 2014 y ganador del Booker con El Mar (2005; Anagrama, 2006), acaso una de las diez novelas más celebradas del nuevo milenio, Banville es también el hombre que está detrás de Benjamin Black, su exitoso alter ego para la novela negra,  quien, según el autor, “vive su propia vida y usa sus propias manos”. El intocable (1997; Anagrama, 1997), Los infinitos (2009; Anagrama, 2010), Antigua luz (2012; Anagrama, 2012), La guitarra azul (2015; Anagrama, 2015), El lémur (2008; Alfaguara, 2009), El secreto de Christine (2006; Alfaguara, 2017) o Muerte en verano (2011; Alfaguara, 2012) –estos tres últimos firmados como Benjamin Black- forman parte de su bibliografía fundamental. En 2011 recibió el Premio Franz Kafka, saludado como la antesala del Nobel y concedido entre otras distinciones internacionales como el Premio Austriaco de Literatura Europea, el Premio Leteo y el Premio Liber.

 

Tatiana Tibuleac

Nacida en 1978 en Chisináu, Moldavia, y afincada actualmente en París, Tatiana Tibuleac creció en un ambiente marcado por su vinculación con la prensa. Hija de un periodista y de una editora de textos, comenzó a destacar muy pronto con su columna en el prestigioso diario Flux, que le serviría para dar el salto a la televisión y profundizar en el periodismo social, experiencia a la que nunca ha dejado de sentirse cercana y que inspiraría su primer libro, Fábulas modernas, conjunto de microrrelatos sobre la  vida de los inmigrantes. Con El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, una historia sobre la muerte, el dolor y las relaciones maternofiliales, traducida admirablemente al español por Miren Ochoa de Eribe (Impedimenta, 2019), se convertiría en un auténtico fenómeno editorial, obteniendo el máximo reconocimiento de la Unión de Escritores Moldavos, la revista Obsevator Cultural y el Lyceum. Su último título hasta la fecha, Jardín de vidrio (Impedimenta, 2021), merecedor del Premio de la Unión Europea de Literatura, ha sido el de su consagración internacional, cosechando de manera instantánea el aplauso del mundo literario, rendido de manera unánime a la intensidad, el desgarro, la imaginación y el lirismo de su escritura. Sin duda, uno de los grandes alicientes de esta sexta edición del festival.

 

Emilio Lledó

Emilio Lledó (Sevilla, 1927) es actualmente, y con décadas de minucioso trabajo a sus espaldas, el gran filósofo de referencia de la cultura española. Discípulo en su juventud de Gadamer, el padre de la hermenéutica, ha sido profesor de las universidades de Heildeberg, La Laguna, Barcelona y Madrid. Su obra, marcada por la reivindicación del helenismo, la interpretación de los clásicos y la centralidad del lenguaje, le ha reportado un prestigio internacional que ha sabido hacer coincidir con el compromiso ético y la defensa de la educación y del sistema público. Premio Príncipe de Asturias de 2015, Hijo Predilecto de Andalucía, Premio Nacional de las Letras o Cruz Oficial al Mérito del Gobierno alemán, entre otras muchas y sustanciosas distinciones, es miembro vitalicio del Instituto para Estudios Avanzados de Berlín. Sus libros, prólogos y ediciones, sobresalientes también en el apartado estilístico, gozan de una enorme influencia y recorrido, con títulos como El silencio de la escritura (Espasa-Calpe, 1991, 2014) -Premio Nacional de Ensayo-, Filosofía y lenguaje (Crítica, 1970,2008) Lenguaje e historia (Dykinson, 1978), El surco del tiempo (Crítica, 1992, 2000), Los libros y la libertad (RBA, 2015), El epicureísmo (Taurus, 1984,2015), La memoria del logos (Taurus, 1984, 2018) o Elogio de la infelicidad (Austral, 2005, 2020).

 

Tulsa

Miren Iza, Irún, 1979, responsable y alma máter de Tulsa, comenzó a desarrollar su carrera en la banda de punk rock y surf Electrobikinis. En 2002, y coincidiendo con la disolución del grupo, empezó a escribir en castellano, dando origen a lo que más tarde se convertiría en Tulsa y dejando muestras de un temperamento plenamente reconocible, basado en el influjo emocional de las letras y en la asimilación de los sonidos folk. En 2007 publica su primer disco, Solo me has rozado, precedido por el EP Tulsa. Tres años después daría el salto al sello Subterfuge con el álbum Espera la pálida, de ribetes americanos, que fue presentado en un formato integrado por seis músicos y con el que recorrería los escenarios de toda España, con escalas puntuales en Estados Unidos y Argentina. En 2011 se muda a Nueva York, donde formaría tándem con el artista francés de electrónica, Olivier Arson. Tras la experiencia americana, publicaría La calma chicha (El Gran Derby Records) y Centauros (I*M Records), ambos bajo el tutelaje en la producción de Charlie Bautista. Es coautora además, junto a Raúl Santos, del cortometraje musical Ignonauta, y de la banda sonora de la película Los exiliados románticos, de Jonás Trueba, con el que se embarcaría en una gira conjunta. El álbum Ese éxtasis, su última entrega discográfica, fue publicado este año por Matxitxaco Intromúsica Records.

 

Soleá Morente

Nacida en Madrid, y criada y formada en Granada, Soleá Morente (Madrid, 1985), pertenece por cuna y vocación, a uno de los linajes flamencos más vanguardistas e influyentes de la historia de la música española. Hija de Enrique Morente y Aurora Carbonell, la cantante empezó a forjar su personalidad artística durante su niñez, asistiendo y participando en las sesiones de grabación de discos como el imperecedero Omega (El Europeo, 1996), que, a la postre, y después de graduarse en Filología Hispánica, le servirían para encauzar su carrera sobre una base tan sorprendente como propia, si bien al mismo tiempo deudora del afán inconformista y revolucionario de su padre. Su debut en los escenarios se produjo a principios de la pasada década, a través de la colaboración con Los Evangelistas, banda formada por miembros de Los Planetas y de Lagartija Nick en la que acabaría  imponiéndose, y por decisión unánime, como voz principal. En 2015, y rodeada de algunas de las mejores bandas del rock y el pop nacional, publicaría su primer trabajo en solitario, Tendrá que haber un camino (El Volcán Música, Sony Music), al que proseguirá Ole Lorelei (El Volcán Música /Sony Music, 2018) o Lo que te falta (Elefant Records, 2019), elegido mejor disco del año en publicaciones como Rockdelux. Premio de las artes y las letras Fundación Princesa de Girona, entre otras sonoras distinciones, Soleá destaca también como actriz y como integrante de proyectos de corte literario y experimental como la formación Prado Negro. Su obra, al igual que su temperamento, está fuertemente marcada desde sus inicios por su amor a la poesía, presente en cada una de sus manifestaciones artísticas. Actualmente, perfila el lanzamiento del esperadísimo Aurora y Enrique, primer álbum compuesto íntegramente por ella, que será publicado también por el prestigioso sello Elefant.

 

Colectivo Da Silva

Considerados como la última revelación pop de Granada, Colectivo Da Silva guarda poca relación musical con las que siguen siendo las grandes vacas sagradas de su ciudad. A excepción, claro está, de la batuta de Banin Fraile, teclista y guitarrista de Los Planetas, en la producción del que sería su exitoso álbum de debut, Vacaciones, publicado en 2019 por el sello Subterfuge. Formada por siete amigos procedentes del mundo de la comunicación y del diseño (Carlos Caraballo, Guillermo Álvarez, Andrés Cándido, Pablo E. Fernández, Manuel López, Víctor Ruiz y Alberto Valero) la banda se asentó en el panorama nacional a partir de ganar el concurso Emergentes, organizado por la popular sala de conciertos Planta Baja y por el Ayuntamiento de Granada. Un respaldo que le permitió crecer en visibilidad y llamar la atención de discográficas y de medios especializados. Especialmente, tras la publicación de “…Y era verano”, su primer sencillo, incluido por la revista Mondosonoro entre los cinco mejores singles de 2018. Su atmósfera colorista, su desparpajo yeyé y la acentuada estética de sus vídeos, con un deliberado toque naíf y mucho sentido del humor, les ha abierto las puertas de festivales como BBK Live, despertando la curiosidad y simpatía instantánea de numerosos críticos, que ven en su actitud una inspirada puesta en escena de la generación nacida y crecida en los noventa. Designados, en 2018, por Radio 3, como la cuarta mejor banda emergente del año, Colectivo Da Silva son sinónimo de ironía, nostalgia y diversión, además de una garantía para la despedida de Málaga 451.

 

Buenatarde

Buenatarde es el proyecto del músico y productor malagueño Mané López. Aún por rebasar el cuarto de siglo, ha tenido tiempo de formar parte de proyectos como Cucudrulu y Macizo Galáctico, además de iluminar a la última formación de los recordados Hazte Lapón. Ha estado involucrado en los trabajos más recientes de Marta Movidas, Megane Mercury, Stephen Please y Torres Satélite, entre otros, girado con Jordana B y escrito canciones para algunos de los proyectos que militan en la primera división del pop patrio. Concebido en las charlas de carretera durante la gira final de los lapones, en Buenatarde conviven lírica confesional y estructuras pop con las sonoridades oníricas de formaciones como Bon Iver, Chromatics o Beach House. Tras el sorprendente La bajona cuqui, facturado durante el confinamiento desde una habitación de piso compartido en Madrid, Mané aprovechó una residencia del prestigioso Contenedor UMA para meterse en Caballo Grande con Cristian Pallejà y Ferrán Resines a hacer la música barroca y grandilocuente que siempre había soñado. El resultado es La extrema belleza, mini LP o maxi EP (a gusto del consumidor) que, bajo una superficie repleta de elementos de épica sonora y letras de corte intimista, esconde canciones que se alejan de las estructuras convencionales del pop, pero a base de ganchos y dinámicas funcionan tanto a nivel individual como en su conjunto. Épica pop con las relaciones como hilo conector, explora imposibles anhelos de plenitud cuando la felicidad está puesta en aquello que creemos que otros tienen. Si la felicidad existe sólo en la búsqueda, el encuentro final es desolador. Este proyecto de dream pop creado desde una habitación toma forma en directo de manera orgánica con una gran banda, que cuenta con miembros de Chloral y icecolddiamond.