Arte Contemporáneo · Artes Escénicas / Teatro · Artes Plásticas y visuales · Audiovisuales · Ciencia · Cine / Vídeo · Comic · Danza · Deportes · Diseño / Arquitectura · Educación · Egiptología /Arqueología · Emprendimiento / Gestión Cultural · Escritura · Familia · Feminismo · Filosofía · Flamenco · Fotografía · Gastronomía y cocina · Historia contemporéna · Informática / Internet · LabMálaga · Literatura/Libros · Marionetas · Música · Pensamiento · Planeta verde · Política · Salud / Bienestar / Alimentación · Sociedad y Comunicación · Tecnología · Tendencias / Moda · Videojuegos

27
Mar
‘Mi familia en América’, con Karime Amaya, en Mijas
20:00
27 marzo, 2020

Entrada libre hasta completar aforo

Mijas. Casa de la Cultura Las Lagunas Mijas, Calle San Valentín, 5

 

Carmen Amaya llegó a América en 1936 acompañada por una “troupe” de unas veinticinco personas, familiares y artistas. Aquél fue un fantástico y largo periplo que dejó más de una leyenda aquí y allí. Los teatros abarrotados cada día, Broadway, Hollywood a sus pies y la Casa Blanca… La cima del mundo.

Carmen, artista genial, personaje sin parangón, gitana, millonaria, mito en vida… De aquellos años quedó una larga huella que tiene su continuidad hasta el día de hoy. Karime, bailaora de linaje auténtico, virtuosa, fuerte, sincera, es nuestro testimonio de privilegio.

“Soy su sobrina-nieta.” “Los hermanos Amaya se marcharon de España por la guerra civil. Mi abuela y mi abuelo, Chiquito de Triana, fueron de gira con Carmen durante muchos años, hasta que se hartaron. Querían estabilidad y se establecieron en México. Allí nací yo.” “Mi casa estaba llena de retratos de ella y mi abuela lloraba cuando los miraba. Yo de pequeñita siempre me preguntaba quién sería esa mujer que hacía llorar a mi abuela. Sabía que era alguien especial, ¡creía que era una virgen!”

Karime amaya. Bailaora nacida en México en 1985, sobrina nieta de Carmen Amaya empezó a estudiar baile flamenco en la escuela de su madre Mercedes Amaya La Winy y su padre el guitarrista Santiago Aguilar con los que empieza su carrera profesional a los doce años.

Llegó a España en 2009 de la mano de Antonio Canales y enseguida empieza a trabajar en los tablaos más prestigiosos del país y a colaborar con los artistas más importantes en España y en giras internacionales. El suyo es un arte aprendido en la diáspora, pero fiel a la tradición, como el de la legendaria bailaora del Somorrostro. En 2013 obtiene el Premio Artista Revelación en el Festival de Jerez de la Frontera.