La nueva realidad de Palma Palmilla en la exposición de Marina Reina en La Térmica

Blog, Destacado Portada

El proyecto colectivo de fotografía documental ha sido realizado en colaboración con los vecinos del popular barrio malagueño y cuenta con un archivo inédito de su historia nunca antes realizado

La exposición que La Térmica inaugura el próximo 16 de marzo (20.00) surge de la voluntad de romper prejuicios abriéndonos las puertas del barrio a sus habitantes y sus historias cotidianas. El Centro de cultura contemporánea de la Diputación de Málaga acoge la muestra de fotografía documental ‘Palma Palmilla’ de la artista Marina Reina, un proyecto colectivo coordinado por la fotógrafa malagueña que une la mirada social y contemporánea con las imágenes creadas en el taller fotográfico en el barrio, más la creación de un archivo documental vecinal único, cuya intención es reconstruir la mirada sobre el popular barrio malagueño. La muestra se podrá visitar del 16 de marzo al 22 de abril, de martes a domingo de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas. La entrada es libre hasta completar aforo.

El proyecto, surgido de una beca que en 2015 recibió la Marina Reina de la Obra Social La Caixa por PALMA PALMILLA “ARTE PARA LA MEJORA SOCIAL”, nació de la curiosidad y la necesidad de conocer qué sucedía realmente dentro de aquellos edificios y esas plazas y de ofrecer una visión más allá del estereotipo de barrio peligroso y marginal que siempre le ha acompañado.“Este proyecto es un paseo por un lugar desconocido; se trata de estar sensible y abierto a las sensaciones nuevas, que son muy potentes en el barrio” comenta Marina Reina.

Palma Palmilla, de Marina Reina

“Cuando decidí visitar Palma Palmilla, me encontré con una sensación de incertidumbre, pero también con algo muy especial, una especie de micromundo dentro de nuestra ciudad”, añade esta joven fotógrafa malagueña especializada en trabajos de índole social en los que se habla de la permeabilidad ente culturas, leguas, razas, economías y religiones diferentes y las relaciones entre los emigrantes y habitantes del país al que llegan. Reina planteó su trabajo como el resultado un intercambio cultural. Desde el año 2.000 el barrio se abrió a otras culturas y razas, convirtiéndose así en un espacio diverso. Ese fue el espíritu del taller que ofreció a los vecinos. En él aprendieron historia de la fotografía, el uso de cámaras digitales y analógicas, y cómo contar cada uno su historia con las imágenes que iban tomando con sus cámaras. “Palma Palmilla nos pertenecía, y podíamos contarla a los demás de una manera libre y fresca, el barrio era lo que veíamos y vivíamos y no sólo era aquello que la gente pensaba”, comenta Reina. El siguiente paso, una vez ganada la confianza de los vecinos, era crear un archivo gráfico y documental con las fotografías de las diferentes familias que habitan el barrio y dotarlo así, de memoria visual por vez primera en su historia. El proyecto personal se transformó así en un proyecto colectivo único.

“Palma Palmilla es una invitación a conocer lo desconocido, a romper barreras, a no tener miedo al cambio, a no tener miedo a alguien simplemente porque no es como tú” concluye Marina Reina. En el proyecto, además de contar con la colaboración de La Caixa y el apoyo de la biblioteca Alberto Jiménez Fraud, han participado vecinos del barrio como Alicia Asemota, Aminata, Antonio Cabra, Blessing Ojobo, Curro Calatayud, Fatiha Fatni, Heriet Asemota, Ismael Chakron, Joaquín Bellido, Juan Arribas, Kiko Lima, Marieta Martín, Natalia Cortés y Uchenna Thonson.

Palma Palmilla

Palma Palmilla es el 7º barrio más pobre de España según el informe del INE de 2016. Situado muy cerca del centro de Málaga, casi al extremo de su salida al norte, surgió en los años 60 para reubicar a personas de otras barriadas del centro, sobre todo de la Trinidad y Perchel, afectadas por las inundaciones, chabolismo y falta de salubridad, mientras se reordenaban y reconstruían los barrios originales. Pero la realidad es que el realojo que en principio se pensaba jamás se produjo y el nuevo barrio creció fundamentalmente como un espacio para las familias más pobres y de extracción social más baja de otros barrios de la capital.  La falta de infraestructura educativa, comercial o de transporte hizo que el barrio fuera poco a poco quedando aislado del resto de la ciudad. De esta manera, la autogestión de sus habitantes fue poco a poco imponiéndose. Así, surgieron pequeñas tiendas y formas de intercambio no reguladas: mercados ambulantes y compra-venta de productos en las propias casas.

Marina Reina (Málaga 1986) estudió farmacia en Granada entre 2004 y 2009. En 2010 se marchó a Madrid a estudia el máster de fotografía en la escuela EFTI obteniendo el reconocimiento 1ª de promoción por su proyecto “Toukibitimréw” sobre inmigración senegalesa en el barrio de Lavapiés. Ha trabajado como fotógrafa freelance y coordinado varios proyectos, entre los que destacan “ÁFRICA.ES” comisariado por la AECID (España, Nigeria, Senegal, Sudáfrica, Etiopía, Guinea Ecuatorial) e “INVISIBLE BORDERS PROJECT: LAGOS-SARAJEVO” un apasionante viaje por carretera desde Nigeria a Bosnia. En 2015 recibió la beca “ARTE PARA LA MEJORA SOCIAL” de la Obra Social La Caixa por el proyecto PALMA PALMILLA. Un trabajo de fotografía documental compartida con colectivos en riesgo de exclusión social. En estos momentos trabaja en un proyecto personal sobre inmigración entre España y Senegal. Sus proyectos personales utilizan la fotografía documental para abordar temas relacionados con el otro, el movimiento humano y el territorio.